¿Por qué tengo que contratar a un decorador de interiores para mi nueva casa de lujo?

blog

Decoración de interiores

Cuando abrimos la puerta de nuestra nueva casa y la vemos vacía es como cuando nos enfrentamos a un lienzo en blanco al que tenemos que dar color. Ideas tenemos muchas pero no todas tienen cabida en ese espacio, ni todas son apropiadas a la arquitectura del mismo. Hacer de una casa un hogar acogedor y estéticamente agradable requiere de tiempo, tiempo con el que la mayoría de las veces no contamos, pero para eso están profesionales de la decoración de interiores que estudian, analizan y valoran los espacios para transformarlos utilizando los recursos necesarios.

Hoy vamos a darte cinco razones por las que deberías de empezar a buscar un decorador de interiores para tu vivienda de lujo.

1º El tiempo, ¿sabes el tiempo que puede llevar poner todo en orden? Definir colores, adaptar muebles a los espacios, buscar esos artículos que tienes en mente pero que no sabes dónde los puedes encontrar. Un profesional de la decoración te lo hace todo porque él conoce colores, tendencias, lugares donde poder comprar esa planta que esta esquina está pidiendo.

2º Conocimiento del mercado, muchas veces a través de revistas de tendencias en decoración, casas de otros amigos o familiares vemos ideas que nos gustan pero ¿ese mueble rústico es adecuado para nuestra casa que es más moderna? ¿Y ese diván que nos gusta para la sala de estar dónde podemos encontrarlo? Ellos saben si cada detalle es adecuado o no para el espacio que tenemos, tanto por metros, como por estilo. Además saben el sitio donde conseguir ese mueble a un coste más bajo.

3º La decoración integral de una vivienda requiere mucho orden y disciplina para poner a varios profesionales de acuerdo. Imagínate si lo que quieres es un proyecto completo es importante control exhaustivo de todos y cada uno de los detalles de la casa y una coordinación de los diferentes profesionales que nosotros desconocemos. Un decorador que tiene en mente el proyecto y trabaja a diario con pintores, fontaneros, electricistas, albañiles, instaladores sabe cuándo le toca a cada uno y qué trabajo van a desempeñar.

4º Optimización de coste, está claro que cuando desconocemos un mercado siempre nos vamos a gastar más de lo que el producto vale. Los decoradores conocen el mercado saben el coste de cada uno de los detalles que queremos y saben dónde encontrarlo por su precio justo y a la primera. Se conocen las subastas de objetos, las mueblerías con más encanto de la ciudad, los viveros donde las plantas están más económicas y la tienda de lámparas artesanales de cristal de Murano que buscábamos para la cocina. Ellos se encargan de pedirlo, traerlo e instalártelo.

5º La estética, al igual que en la moda, en el arte o en la gastronomía en el diseño de interiores también hay tendencias que marcan épocas. ¿Conoces tú las tendencias actuales? Y lo más importante si esa tendencia que ahora está más en auge resulta que no va con el estilo de tu nueva casa de lujo ¿sabrías adaptarla a los espacios con los que tú cuentas?

En definitiva poner un decorador de interiores en tu vida puede darte más de una alegría, ¿y si preparamos la fiesta de inauguración? ¿un buffet frío en la terraza para unos cuantos amigos o un menú sencillo en el comedor solo para la familia?