Bajar el precio de venta de tu vivienda también tiene ventajas

blog

Evaluación actual del mercado inmobiliario

Antes de ponernos malos nos duele la cabeza, tenemos escalofríos y malestar general. Muchas veces si tomamos las medidas necesarias ese gripazo o ese resfriado se cura antes de mostrar sus efectos más fuertes.

Pues eso mismo es lo que está ocurriendo en el sector inmobiliario. No hay motivos para una alarma generalizada, ni para hablar de crisis porque no ocurrirá, pero sí tenemos que poner remedio porque el mercado nos está avisando. Los primeros síntomas empiezan a llegar: el crecimiento de las empresas se está frenando. Los sueldos no se están subiendo en consonancia con la subida del coste de la vida. La situación política está en situación de espera después de cuatro procesos electorales y los jóvenes no pueden acceder al mercado porque sus condiciones no se lo permiten.

En este punto somos nosotros, compradores y vendedores, los responsables de regular esta situación. El mercado inmobiliario es cíclico y cada cierto tiempo y con el fin de equilibrar el sistema toca establecer nuevas medidas.

¿Cómo? Pues con un ajuste de precios a la situación real. En ningún caso hablamos de que dejemos de ganar, sino que se trata de ganar lo que el mercado nos está exigiendo. Hoy te expondremos cuatro ventajas de poner el piso a precio de mercado:

1º El tiempo, tu vivienda de lujo se venderá antes si su precio es real, todos los trámites se acelerarán y tu cobrarás antes por lo que podrás reinvertir antes ese dinero y el mercado se reactivará.

2º Ahorro, a veces no somos conscientes el coste de mantenimiento de una vivienda. Entre gastos fijos y gastos circunstanciales el tiempo pasa y el coste suma siempre. ¿Has pensado lo que te puedes ahorrar si la vendes antes? Pues probablemente mucho más de lo que vas a gastarte en mantenimiento mientras esperas a que se produzca la venta. Por otra parte si el coste de tu vivienda es menor, los gastos administrativos siempre serán más bajos: hacienda, plusvalías o tasas.

3º Visitantes reales e interesados. Cuando el coste es muy elevado, en muchas ocasiones y a sabiendas de que no van a comprar acuden visitantes simplemente por el hecho de ver el lujo, de comparar o de contemplar. Esto quita tiempo a los vendedores para la búsqueda de mercado de compradores reales que sí están interesados en verla de verdad y en adquirirla.

4º Evitarás el estrés que genera el “no” vender tu vivienda y ganarás en salud. Aunque somos nosotros los encargados de tratar con el comprador, la decisión final y la responsabilidad última siempre la tienes tú como vendedor, cuanto más alto es el precio de la vivienda el comprador es más exigente, las negociaciones son más largas y por tanto mentalmente requieren un mayor esfuerzo de estrategia por parte de todos.

¿Te has decidido a bajar el precio de tu vivienda de lujo? Si estás a punto de poner en venta tu vivienda no tengas miedo al momento, llámanos y verás que pronto habremos terminando con el proceso. ¡Bienvenido a Suma Inmobiliaria!